ELEVA ALERTA POR SEGUNDA OLA DE COVID EN LONDRES